Feliz Cumple Cami!!!

Hoy es el cumple de la princesa mas grande de Seba asi que le deseo lo mejor del mundo, que sea feliz siempre y que tenga un hermoso dia con sus papis, su hermanita y sus amigos.

cami1

noviembre 10, 2009 at 4:49 pm Deja un comentario

Feliz Cumple Seba!!

cumpleseba112

Hoy Seba esta cumpliendo 29 años.

Gracias León por dejar todo siempre en la cancha y aunque hoy no te vamos a poder disfrutar, deseo que tengas un hermoso dia junto a tu familia y amigos.

Ojala se cumplan todos tus deseos tanto personales como laborales.

Te Amo Idolo!!

noviembre 8, 2009 at 5:17 am Deja un comentario

Afuera Sebas

Battaglia_Fotobaires_1

El mediocampista no jugará ante Colón por una sinovitis en la rodilla izquierda y su lugar lo ocupará Medel.

noviembre 8, 2009 at 12:52 am 1 comentario

¿De Que Jugás?

1256869516087_f

Si después de 11 años en Primera esta pregunta tiene sentido es porque las respuestas convencionales -“De ocho” o “De cinco”- ya no lo representan. En tal caso, habría que agregarle otros interrogantes: ¿Dónde juega Battaglia? ¿Qué influencia tiene en el aspecto defensivo y ofensivo? ¿Cuántas veces interviene en las jugadas decisivas?

Battaglia siempre fue importante porque es de los tipos que contribuye a la estructura, a que el equipo nunca esté descompensado. Pero su gran inteligencia y lucidez para entender el juego fue el motor que lo llevó a abandonar su rol de eterno equilibrista e hizo que fuera ampliando su radio de acción. Pero claro, como juega a la vuelta de casa es difícil catalogarlo como un fuori clase, aunque claramente lo sea. Para bien o para mal, para gusto de los evolucionistas y disgusto de los defensores de la tradición, la lenta agonía de los enganches hace que el rol de los mediocampistas evolucione a una versión más versátil, una síntesis del recuperador nato y del habilidoso empedernido. En una jugada, Battaglia es capaz de relevar a Rosada, y en la siguiente terminar en el corazón del área. Y cuando tiene tiempo hasta mete pelotas de gol, como a Medel previo al tanto de Insúa. Ayer provocó la primera llegada a fondo y anotó el tercero en una definición más típica de un nueve pescador que de un volante de quite y corte.

¿De qué juega Sebastián Battaglia?

Finalmente, habría que encontrar una respuesta que lo redefina. Battaglia juega de todocampista.

Diego no lo debe olvidar

Nadie, ni el mejor jugador de todos los tiempos ahora en su rol de entrenador, pudo evitar las traumáticas turbulencias en el viaje hacia Sudáfrica. Por eso es que hoy, como ya escribió Sottile, todos están en discusión. Entonces, más que nunca hay que tener la mente fría para elegir a los 23 que irán al Mundial. Y en este contexto, en el que los de allá no justificaron tantas coronitas, sería irrespetuoso que aún se lo mire de reojo a Battaglia por aquel pecado de no bajar al peruano Vargas en Lima. Es verdad que en la Selección, en las pocas chances que tuvo, nunca pudo ser el de Boca. Tan cierto como que sus recursos técnicos y su inteligencia lo vuelven el mediocampista más completo del fútbol local.

noviembre 1, 2009 at 1:50 am Deja un comentario

VOLVIO EL LEON

n64206300218_2593617_6038

hola

Volvio Seba y el medio fue otro, Boca lo extraña mucho cuando no esta

Besitos

febrero 20, 2009 at 12:48 am 1 comentario

“Hay Que Ganar La Recopa Como Sea “

Hay alguien más autorizado en este plantel para hablar de la final de la Recopa que Sebastián Battaglia? Dueño de 14 títulos internacionales, el volante central del equipo de Carlos Ischia sólo es superado por Guillermo Barros Schelotto (el máximo ganador de la historia del club con 16 Copas). Seba, que salvo un paréntesis de un año y medio en Villarreal, hizo toda su carrera en Boca, está impregnado de la mística copera que caracterizó al club en los últimos años. Por eso, no sorprende cuando le asegura a Olé: “La Recopa hay que ganarla como sea”. Y en el plantel abundan los que tienen la misma filosofía.

-¿Por qué?

-Porque es una copa internacional que suma prestigio para nosotros y para el club. Y porque sería muy bueno arrancar este semestre con un título. Seguro que no ganarla sería un golpe duro.

-¿Es bueno o malo que sean sólo dos partidos?

-Para mí, es mejor. En este semestre nos queda el torneo local y la Sudamericana, y al ser sólo dos partidos, uno se ahorra un mayor desgaste que si fuera una competencia más larga. Además, el hecho de no viajar, con el cansancio que eso genera, es toda una ventaja. Más allá, claro, de que Arsenal será un rival muy duro.

-¿Boca llega mejor por la goleada del domingo?

-Pero ojo porque ellos también arrancaron ganando y bien. Y vienen de lograr una Copa en Japón (la Suruga Bank, ante el Gamba Osaka). Creo que en cuanto a preparación, estamos iguales. Después, sabemos que Arsenal es un rival difícil, que siempre complica con las pelotas paradas.

-¿Ustedes piensan en que, ganando la Recopa, el club iguala al Milan en mayor cantidad de títulos internacionales?

-Seguramente que eso es importante para el club. Sumar títulos es un orgullo. Te da jerarquía. Y nosotros pensamos en eso porque nuestra mentalidad es ganar todo lo que tengamos en juego. En lo personal, además, me acercaría a Guille, que es el que más títulos ganó en la historia de Boca. Sería lindo…

-Decís que quieren ganar todo lo que jueguen. ¿En este semestre les importa más el Apertura que la Sudamericana?

-Por ahí uno le apunta al torneo local porque hace rato que no se gana. Pero no por eso vamos a dejar de lado la Sudamericana. Por más que no sea la Libertadores, tiene valor como tiene esta Recopa.

-¿La previa a una final así la vivís como si fuera la primera?

-Por un lado, sí. Siempre es lindo y tenés toda una motivación: poder jugar una final por una Copa. Por otro lado, uno ya tiene experiencia y eso hace que lo tome de otra manera, un poco más tranquilo, con menos ansiedad que antes.

-Hace poco dijiste que te costaría imaginarte a Boca sin ningún título este año. ¿Sentís que con la Recopa van a romper la racha?

-Ojalá. El grupo está mentalizado para ganarla, como todo lo que nos toca jugar. Estamos en Boca y las cosas son así en este club. Lo exige la historia y la gente. No hay otra.

Besos

agosto 13, 2008 at 12:45 pm Deja un comentario

“Tenemos Más Hambre Que En El ’98”

Justo una de perfil tenías que elegir”, se queja Martín Palermo, prócer de Boca, porque la imagen resalta esa nariz que suele valerle alguna cargada interna. “Pero mirá lo que soy… Estaba todavía más achinado”, se sorprende otro símbolo como Sebastián Battaglia y por un rato deja la seriedad para soltar una sonrisa. “Por Dios… ¡Diez años! Mirá si no pasa el tiempo. Lo joven que estoy en esta foto”, se pone nostálgico el Negro Ibarra. Tres referentes contra sus retratos de hace diez años. Tres históricos en el túnel del tiempo. Tres símbolos de una década dorada de Boca. Allí, hace diez años, en una fría mañana de Tandil estuvieron para poner en marcha un ciclo que jamás imaginaron que les depararía tanto. Hoy, diez después, otra vez están sumergidos en una pretemporada con la obligación de transmitirles la mística a los más chicos y con el propósito de siempre: ganar, ser campeón, sumar gloria… Porque, está claro, a esta altura, con cuentas bancarias gordas y contratos recién renovados, sólo los mueve eso, más allá de la garra que ponen para defender sus salarios. ¿El hambre está intacto? “No sólo está intacto. Tenemos más hambre que hace diez años, que en el 98”, coinciden. Insaciables. Y se vuelven a reír de las fotos ajenas. Se marcan alguna arruguita que trajo el tiempo o una cara de nene que desapareció. Y cada uno pide la suya para llevársela de recuerdo tras la sesión de fotos. Se nota, claro, que esas imágenes les traen muy buenos recuerdos… “Lo primero que me viene a la cabeza cuando veo esta foto es mi llegada al club. Fue la primera pretemporada en Boca. Yo llegaba con toda la ilusión de jugar, ganarme un lugar y ser parte de un grupo que ganara algo. Lo que no imaginaba es que íbamos a ganar tanto en tan poco tiempo”, apunta Ibarra, compañero de habitación de Oscar Córdoba y luego de Walter Samuel. Battaglia, un pibito de 17 años por esa época, dice que andaba todo el día pegado a los santiagueños Alfredo Moreno y Julio Marchant: “Para mí era todo nuevo. Boca, una pretemporada con Primera, estar al lado de tipos como Bermúdez, Chicho, Cagna… Fue especial porque fue la primera y luego vinieron muchos títulos”. Y para Palermo, claro, ni hablar si fue especial: “Ahí en Tandil Carlos (Bianchi) nos dijo a mí y a Guillermo que éramos sus delanteros. Ahí empezó a construirse ese ciclo histórico. Eso va a quedar marcado para todos los que formamos el plantel. Y a medida que pasan los años, la gente siempre se acuerda de ese grupo”. Para Ibarra es más orgullo porque fue uno de los pocos refuerzos: “Creo que el peruano Pereda y yo fuimos los únicos que llegamos. Y Bianchi nos dio la confianza a todos esos jugadores y ganamos todo lo que vino…”. Y toma la posta el Loco: “Todos teníamos deseos de ganar algo con Boca. Los que estaban, los que llegamos y los pibes. Boca venía de un proceso de malos resultados y teníamos la ilusión de demostrar. Pero nadie pensaba que íbamos a ganar un título en seis meses… Aunque nos preparamos tan bien que lo conseguimos. Y no paramos más. Cada uno jugaba en su lugar y demostraba lo que sabía”. Los más pibes, como Battaglia justamente, tuvieron que esperar su turno pero ya habían heredado la mística. No sólo en que el hambre está intacto coinciden los únicos sobrevivientes del 98 en este plantel, junto a un Riquelme que hoy anda con la Selección, sino también en los elogios a ese equipo supercampeón: “La gente vio un ensamble perfecto en defensa, medio y ataque… A medida que fueron pasando las fechas se iba viendo un equipo compacto, que era goleador y al que era imposible convertirle. Fue el mejor equipo que integré en mi vida. Y ojo que después formé grandes grupos y salí campeón de nuevo. Pero ese equipo se vendió completo. Quizá para algunos no era tan vistoso, pero era una máquina que te comía de a poco. Y en 90 minutos, el rival caía rendido. Por suerte me tocó estar de este lado, porque no me hubiese gustado enfrentarlo, me hubiese vuelto loco. Ese equipo no tenía compasión”, se embala el Negro, con brillo en las pupilas y nostalgia en el corazón. La pregunta es cómo se vuelve a poner la máquina en marcha después de tantos éxitos. ¿Cómo se hace? ¿Dónde se encuentra la motivación para estar corriendo otra vez en triple turno al rayo del sol? Dice Palermo: “Es la obligación por vestir esta camiseta. Eso sólo ya es una motivación para prepararse al máximo. Y además también sabiendo que acá no se puede jugar con el nombre”. Aporta Battaglia: “Uno comienza cada ciclo con todas las ganas y las mejores expectativas de seguir ganando. Así lo exige el club, los hinchas y nosotros, porque estamos acostumbrados a eso”. Y remata Ibarra: “Yo creo que la motivación está vinculada con todo lo que hicimos en aquella pretemporada. Toda la base que hicimos en ese 98, los títulos ganados con trabajo y sacrificio, nos sirvieron para seguir vigentes. Uno en el 98 empezaba su primera pretemporada a full con la idea de recoger algún fruto. Y lo recogimos muy rápido. Ganar todos esos títulos nos hizo dar cuenta de que sólo seguiríamos vigentes trabajando de esa manera, estando al lado del pibe que recién se suma, empujando todos para el mismo lado, recordándoles que tenemos la camiseta de Boca”. Agudo en su análisis, el Negro repara en otro detalle: “En el 98 había jugadores de mucha experiencia y casi no había lugar para los pibes. Hoy, si te fijás, son más los chicos que los grandes. Entonces, la fórmula cambia. Pero tenemos la suerte de que atrás de nosotros, los más grandes, hay jugadores como Morel, Caranta, Rodrigo, que están insertados y acortan la diferencia con los más pibes. Se hace más parejo. Con este grupo también se puede lograr mucho”.Para los más viejitos, Ibarra y Palermo, que renovaron por un año más, ese hambre de gloria ya no es lo que era en su momento. Es aun mayor. Dice el Loco: “Tal vez porque uno sabe que son los últimos años de profesional en el fútbol y quiere ganar todo, más que cuando llegó al club”. Suma Ibarra: “El apetito es diferente. Porque cuando empezás, la idea es ser parte del grupo, insertarte, jugar y ganar un título. Hoy es mucho más, es seguir sumando copas a la vitrina del club y encima apurado porque es el final y querés terminar de la mejor forma. Está más allá del dinero. Esto ya es por la gloria y la felicidad, pare terminar realizado, ganando. A mí me tocó irme de Boca campeón, ganando una Copa, y si me tengo que ir, quisiera que sea igual. Aunque sé que no se puede pedir todo, porque más de lo que uno ganó es difícil conseguir”.

Con tipos así, está claro, nada es imposible.

Fuente Olé

 

Besos

julio 24, 2008 at 3:50 pm 1 comentario

Entradas antiguas


septiembre 2016
L M X J V S D
« Nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Entradas recientes

Comentarios recientes

Blog Stats

  • 5,764 hits

Posts Más Vistos